You are here Reporte GEM INFORME GEM PERÚ 2009 Resumen Ejecutivo

INFORME GEM PERÚ 2009 Resumen Ejecutivo

En el 2009, el Perú, con un TEA 20.9%, es el sexto país en el mundo, y el segundo entre las economías basadas en eficiencia, con mayor índice de actividad emprendedora en etapas iniciales. Es decir, uno de cada cinco peruanos adultos se encontraba realizando algún tipo de emprendimiento. Comparado con años anteriores, existe una tendencia decreciente explicable por el crecimiento económico sostenido del país.

Estos emprendimientos en etapas iniciales son cada vez más frecuentemente impulsados por varones (24% de la población adulta) que por mujeres (18% de la población adulta), siendo el nivel de participación femenina de 78 mujeres por cada 100 varones. Por otro lado, la edad promedio de los emprendedores en etapas iniciales es de 35.9 años, las personas que tienen mayor nivel educativo muestran una mayor propensión a emprender, la mayoría de los emprendedores se sitúa en la media o por encima de la media del ingreso per cápita del país y casi el 60% de los emprendedores en etapas iniciales se reconoce autoempleado en su negocio.

El ratio TEA oportunidad/TEA necesidad se incrementó a 2.5; es decir, en el Perú, por cada dos emprendimientos de subsistencia existen cinco por oportunidad, impulsados principalmente por la posibilidad de mejorar sus ingresos (27%) y en menor proporción por el deseo de tener mayor independencia (16%).
Por otro lado, la proporción de emprendedores establecidos continúa en aproximadamente un tercio del índice de actividad emprendedora en etapa inicial (ratio 0.36), y el nivel de descontinuación de las empresas ha disminuido desde el año anterior de 10.4% a 7.1%, pero la proporción de negocios que continuaron operando tras la salida del emprendedor también cayó a 13%. Los principales motivos de descontinuación fueron: la rentabilidad del emprendimiento (42%), los motivos personales (26%), y la dificultad para conseguir financiamiento (14%).

En relación a los sectores industriales, en el 2009 se incrementa la proporción de emprendedores peruanos que invirtieron en empresas orientadas al consumidor final (62%) y en empresas del sector extractivo (9%), mientras que los sectores de transformación (25%) y de servicios a empresas (4%) registraron una baja en sus proporciones.La inversión realizada por los emprendedores peruanos encuestados en el 2009 fue de un promedio de 24,000 soles por
negocio, lo que generó una inversión total de alrededor de 6'893,000 soles, proveídos, en el 49% de los casos por el propio emprendedor. Asimismo, hasta el 50% de los emprendimiento demandó una inversión de no más de 1,600 soles. Comparado con el 2008 se muestra un retroceso en los montos invertidos.

La inversión informal en el Perú disminuye a 7.4% en el 2009, registrando un promedio de poco más de 4,000 soles por inversión, mientras que el monto más frecuente de inversión fue de sólo 667 soles. El inversor informal peruano promedio es un varón de 38 años de edad, pertenece al nivel medio y alto de ingresos y posee un grado universitario en el 19% de los casos. Generalmente, su principal beneficiario es un familiar cercano (66%).

Entre los países con economías basadas en la eficiencia, el Perú es uno de los países con más porcentaje de personas adultas que perciben buenas oportunidades de negocio (61%), y el segundo en el que creen tener capacidades para emprender (74%), sólo un 32% permitiría que el miedo al fracaso les impida poner un negocio y es uno de los
países con mayor porcentaje de personas con intenciones de abrir una empresa en los próximos 3 años (32%). Con relación a las actitudes hacia el emprendimiento, los indicadores muestran también niveles favorables, tanto en la consideración del emprendimiento como carrera (88%) y el prestigio social de los emprendedores (75%)
como en la cobertura que los medios de comunicación dan a este fenómeno (85%).

Respecto de la creación de empleos, el 91% de los emprendedores en etapas iniciales contribuye con la creación de hasta 5 puestos de trabajo y tan sólo 1% empieza con más de 20 empleados. La expectativa de alto crecimiento (más de 20 empleados) ha disminuido (4%) respecto de lo encontrado en el 2008 (12%). Por otro lado, un 39% de los emprendedores intentan ingresar con nuevos productos a nuevos mercados y sólo 9% utiliza la tecnología más nueva disponible, mientras que 9% espera expandir su mercado con uso de nueva tecnología y sólo 8% de los emprendimientos espera que por lo menos 25% de su cartera de clientes se encuentren o residan en el extranjero.

Comparado con el año anterior, para el 2009 los expertos peruanos han mostrado un ligero aumento en sus calificaciones para 7 de las 9 EFC, principalmente en las EFC relacionadas con los programas gubernamentales de apoyo al emprendimiento, las normas sociales y culturales, y el entorno financiero. Además de las EFC sobre acceso a la infraestructura física, y sobre normas sociales y culturales, para este año, la EFC sobre educación emprendedora en nivel postsecundario logra tener también puntuaciones favorables. Por otro lado, si bien las puntuaciones han mejorado respecto a lo encontrado en otros años, las EFC relacionadas con transferencia de I&D, educación emprendedora a nivel escolar y políticas gubernamentales sobre burocracia e impuestos, se mantienen como las que tienen las menores calificaciones.

Asimismo, los expertos nacionales manifiestan que las principales EFC que estarían estimulando el emprendimiento continúan siendo: el clima económico, las normas sociales y culturales que apoyan socialmente al emprendedor y la apertura del mercado interno. Mientras que, como principales EFC que limitan el desarrollo del emprendimiento se cuentan: las políticas
gubernamentales, las deficiencias sobre educación emprendedora y un entorno financiero inadecuado.

 

Joomlart